martes, 19 de abril de 2016

VITTAL BRINDA CONSEJOS

SOBRE LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN PEDIATRÍA
 
  • Cómo reconocer a tiempo los síntomas que se presentan en los más chicos.
     
  • Además, nueve consejos útiles para los padres de cómo actuar preventivamente.
 
Cuando llegan los primeros fríos, los niños son los más propensos a contraer enfermedades respiratorias como gripe, bronquitis y laringitis.
El Director Médico de vittal, el Dr. Silvio Aguilera, explica que: “Los bebés y los niños menores a 5 años, es una parte de la población más afectada en esta época del año y suelen presentar entre 3 a 5 episodios anuales” y agrega, gran parte de las enfermedades respiratorias de invierno son producidas por 12 variedades de virus con más de 150 tipos diferentes que terminan presentándose más frecuentemente en resfriados comunes”.



Patologías


- Bronquiolitis: Se trata del primer episodio de sibilancias (silbido en el tórax al respirar) en un contexto de una enfermedad respiratoria viral. Si el lactante, menor de 24 meses, presenta un cuadro clínico con secreción nasal, tos, fiebre o sin ella, catarro y dificultad respiratoria se está ante la presencia del Virus Sincicial Respiratorio (VSR), el germen más frecuente.
 
- Laringitis aguda: Es una causa frecuente de obstrucción aguda de las vías aéreas superiores en la infancia. Es un síndrome caracterizado por la presencia de un grado variable de tos perruna o metálica, afonía, estridor y dificultad respiratoria.

 
¿Qué hacer para prevenir dichas enfermedades?
1) Lavarse las manos con agua y jabón después de volver de la calle, antes de cocinas o comer y después de ir al baño o cambiar pañales.
 
2) Tapar su boca al toser o estornudar usando el antebrazo y no sus manos.
 
3) Sostener la lactancia materna, al menos hasta que el bebé cumpla los 6 meses e incrementar la lactancia materna en caso que el bebé enferme y tenga pérdida de apetito.
 
4) Acostarlos boca arriba.
 
5) Tener las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación al día para reducir las complicaciones en la salud y la mortalidad por infecciones respiratorias.
 
6) Controles periódicos al médico.
 
7) Ventilar todos los ambientes a diario, por lo menos 20 minutos.
 
8) No fumar y mantener los ambientes libres de humo. Durante los primeros años de vida, los hijos de padres que fuman en la casa tienen muchas más probabilidades de ser hospitalizados por bronquitis o neumonía, a diferencia de padres no fumadores.
 
9) Brindarles el abrigo necesario, se recomienda ponerle al bebé y al niño en ambientes fríos una gorra para mantener la temperatura corporal. Evitar el abrigo excesivo y el uso de frazadas o mantas que lo puedan sofocar.


    El Dr. Aguilera, sugiere que: 
    “Si el bebé o niño presenta síntomas de una enfermedad respiratoria como fiebre, mocos, tos, dificultad para respirar, resfrío e inapetencia hay que llevarlo al centro de salud u hospital, donde podrá recibir la atención necesaria. Pero nunca automedicarlo”.
     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada