lunes, 1 de agosto de 2011

DE BUEN HUMOR en Argentores


CONDUCIDO POR CARLOS GARAYCOCHEA Y PRESENTADO POR MARCELA LOPEZ REY, CONTINÚA EL LUNES 1 AGOSTO, A LAS 19 HS, EN ARGENTORES, PACHECO DE MELO 1820, CON ENTRADA LIBRE Y GRATUITA, LA TEMPORADA 2011 DEL CICLO “DE BUEN HUMOR”, CON EL MÚSICO ANTONIO TARRAGÓ ROS COMO  INVITADO


Organizado por la Comisión de Cultura  de la Sociedad General de autores de la Argentina , ARGENTORES, continúa el lunes 1 de AGOSTO a las 19 hs, en el Auditorio Gregorio de Laferrère de la entidad, Pacheco de Melo 1820, con entrada libre y gratuita, la temporada 2011 del ciclo conducido por Carlos Garaycochea y presentado por Marcela López Rey, “DE BUEN HUMOR”. El mismo,  que como en años anteriores se realiza todos los primeros lunes de cada mes, cuenta en esta oportunidad  como invitado al notable músico chamamecero Antonio Tarragó Ros.

Antonio Tarragó Ros, (autor de inolvidables canciones como María va, El cielo del albañil o Argentina secreta), llega a Buenos Aires a los 20 años, luego de haber logrado destacarse en Rosario, donde fue desde su Curuzú Cuatiá  natal en busca de su padre, un reconocido músico, con el que debuta en los escenarios rosarinos.

Junto a sus músicos, su verdulera y cargado con un bagaje de ilusiones y proyectos se inicia en la gran ciudad.  

En 1972 Microfón edita su primer disco, “Chamamé”, con 15 temas bailables. Pero ya en el segundo, “Sapukai”, marca el giro que quería imprimirle a su música, con una línea melódica más trabajada y letras más elaboradas.

Por otra parte logra acceder al Festival de Cosquín, donde por primera vez llegaba el chamamé a ese escenario, dedicado hasta entonces a la música del noroeste del país.

Poco a poco se va imponiendo, aunque todavía tenía un largo camino por recorrer. En las peñas -el chamamé seguía siendo inaceptable- mientras que en las bailantas -consideraban su música  media rara, y lo tildaban de sofisticado y hasta de impostor-. Además en los programas de radio del género los transgresores como él, eran severamente criticados. Pero con tesón va consiguiendo alcanzar todas las metas que se había trazado, empiezan a aceptarlo y puede permitirse hacer la música que ama por todo el país, mientras sigue evolucionando hacía un estilo más depurando. Su nombre fue adquiriendo cada vez más peso, consiguiendo que la gente aceptara el chamamé, buscando en él algo más que divertirse.

Con una importante cantidad de premios, entre los que se pueden contar entre muchos otros, premios Konex,  Estella de Mar, Martín Fierro, Prensario y ACE, por enumerar algunos, sigue luchando como cuando tenía 20 años, para elevar esta música a estatura internacional.

Antonio Tarragó Ros, llevara su acordeón y matizará musicalmente la charla informal en la que como es su costumbre, Carlos Garaycochea mantiene con el invitado y en la que prevalece el humor, haciéndosele luego entrega de una plaqueta en reconocimiento a su trayectoria.



capacidad de la sala limitada a 120 personas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada