lunes, 1 de febrero de 2016

CONSEJOS PARA PREVENIR CINCO ENFERMEDADES FRECUENTES DE VERANO



 

- Deshidratación, infección intestinal, micosis, otitis del oído externo junto con alergias y picaduras, son las dolencias más comunes en la población, durante la época de calor.

Con la llegada del verano, muchos son los factores externos que pueden actuar como puerta de entrada de enfermedades estivales si no se toma una correcta prevención. El aumento de temperatura y cambios de rutinas, actividades al aire libre, prolongada exposición al sol, consumo de alimentos crudos, dietas estrictas, exceso de alcohol, entre otros.

Es por esto que vittal, servicio de emergencias médicas, da a conocer estos Consejos Preventivos como: consumir alimentos y bebidas responsablemente, utilizar protección solar, realizar actividades al aire libre, iniciar precozmente tratamientos antialérgicos y utilizar repelentes.

 

Cómo actuar ante determinado síntoma

Deshidratación

La hidratación es primordial para el buen funcionamiento del organismo, pero más aún en el verano. La deshidratación se produce cuando la pérdida de agua y sales de nuestro organismo es superior a la que ingerimos, lo que da lugar a vómitos, diarreas, fiebre, golpes de calor, dolor de cabeza, piel y boca seca, entre otros.

¿Cómo prevenirla?

- Evitar el exceso de abrigo.

- Evitar el exceso de bebidas alcohólicas.

- Evitar la práctica de ejercicio físico en ambientes calurosos.

- Lo más importante: consumir abundante cantidad de líquidos.

 

Infección Intestinal

Se manifiesta principalmente mediante diarreas, vómitos, dolores estomacales y fiebre. Este tipo de patologías aumenta con las altas temperaturas.

¿Cómo prevenirla?

- No tener los alimentos a temperatura ambiente.

- Beber sólo agua embotellada y evitar la comida de ventas ambulantes.

- Conservar los alimentos cocinados o no cocinados en la heladera y consumirlos en el menor tiempo posible.

- Lavar bien las frutas y verduras.

- Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño.

 

Micosis

En verano se incrementan las consultas al dermatólogo, los motivos más comunes son las infecciones causadas por hongos, por ejemplo el llamado “pie de atleta”, que afecta a los pies. El contagio se produce principalmente en las piletas.

¿Cómo prevenirla?

- Bañarse con algún tipo de calzado en las duchas.

- Secarse bien entre los dedos, uno por uno.

- No compartir toallas.

- Si se tiene tendencia a tener hongos, colocar alguna crema antimicótica.

 

Otitis del oído externo

También llamada “Otitis de nadador” porque una de sus principales causas es la permanencia prolongada en el agua. Esto produce humedad en el oído y resulta un espléndido caldo de cultivo para bacterias y hongos infecciosos, afectando especialmente a los niños.

Los síntomas son dolor (aumenta al mover la oreja), molestia al masticar, falta de audición y secreción de líquido.

¿Cómo prevenirla?

- Secarse bien los oídos después del baño.

- Inclinar la cabeza hacia un lado y golpearla suavemente para que salga el agua.

- Para los niños, se aconseja la utilización de tapones.

 

Alergias y Picaduras

Las picaduras, en general, se manifiestan con mayor frecuencia en el verano debido al aumento del contacto de niños y adultos con ambientes naturales. Las picaduras y mordeduras de mosquitos, orugas, avispas, abejas y arañas, entre otros, pueden causar picazón y dolor en la piel. Algunos pueden tener reacciones alérgicas severas, por lo que su prevención es fundamental.

¿Cómo prevenirlas?

- Usar insecticidas no tóxicos y dispositivos con enchufe.

- Usar repelentes.

Durante el verano, en las playas también aumenta el número de afectados por picaduras de animales marinos (medusas, erizos, etc.). Por lo general no suelen ser mortales, aunque son dolorosas y desagradables al producir edemas, inflamaciones e infecciones.

En cualquier caso, ante una picadura o mordedura de algún insecto o animal, debe acudirse al puesto médico más cercano para actuar de forma rápida y eficaz.

 
Fuente VITTAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada